Día de la Salud: en defensa de la Sanidad Pública

Día de la Salud: en defensa de la Sanidad Pública

La Organización Mundial de la Salud conmemora cada 7 de abril el Día Mundial de la Salud, una fecha que propugna la cobertura sanitaria universal para todas las personas y en todas partes. 

Para instituciones de investigación sanitaria como INCLIVA y para todos los profesionales de la salud que trabajamos en ellas, y acorde con los principios de la OMS al respecto, esta efeméride nos ofrece la oportunidad de transmitir, desde nuestra perspectiva, la importancia de los servicios de atención en salud públicos tanto para garantizar el bienestar de las personas como para contribuir a mejorar la “salud” de la economía y de la sociedad en general. 

 

Comprometidos con los pacientes y con la sociedad

Sanidad Pública es sinónimo de igualdad y su defensa debe ser un compromiso de toda la sociedad. De ahí que tanto el Estado como las instituciones deban garantizar un sistema de salud público que tenga entre sus principales objetivos promover la calidad en la atención a las personas. Para ello, es necesario desarrollar una investigación clínica de calidad, algo totalmente necesario para el progreso. Ambos aspectos van de la mano. 

Nuestra acreditación como Instituto de Investigación Sanitaria por parte del Instituto de Salud Carlos III supone un reconocimiento explícito a la calidad y garantía del trabajo realizado en INCLIVA. Esta acreditación avala tanto nuestros avances como nuestra gestión eficiente, que se traduce en un sistema de calidad que ponemos al servicio de la sociedad. Al fin y al cabo, la investigación es precisamente buscar un futuro mejor para todos en términos de calidad de vida. 

En INCLIVA contamos con personal profesional formado y motivado que nos ayuda a asumir este reto con mayores garantías. La Unidad de Ensayos Clínicos Fase I de INCLIVA es uno de los ejemplos de nuestra clara apuesta por la calidad asistencial. En ella se administran medicamentos y terapias por primera vez en humanos (first in human). En una unidad de estas características la relación directa con los pacientes es básica, un trabajo que recae fundamentalmente en nuestras enfermeras, encargadas de administrar el tratamiento a los enfermos y de su seguimiento desde el comienzo del ensayo clínico. 

El impulso de asociaciones como APICEC, creada con el objetivo informar y formar a pacientes, familiares, cuidadores y personal médico-sanitario sobre las enfermedades del corazón, es otro de los ejemplos de cómo una asistencia de calidad puede contribuir a mejorar el bienestar de los pacientes. 

Aún así, debemos recalcar que el compromiso de INCLIVA no es únicamente con los pacientes: se extiende también al resto de la sociedad. Nuestro Instituto cuenta con un Patronato en el que están representadas varias fundaciones privadas que representan a las diferentes esferas de la sociedad civil, lo que permite que nuestro trabajo se acerque cada vez más a las necesidades de la ciudadanía. 

 

Comprometidos con el sistema de salud 

Nuestro Sistema Nacional de Salud (SNS) se enfrenta actualmente a grandes retos, entre ellos el envejecimiento de la población, la reducción de la inversión en investigación o su propia sostenibilidad.

Uno de los puntos clave para superarlos es que asistencia, docencia e investigación coexistan como parte de un mismo engranaje, lo que garantiza la utilización intensiva de los grandes recursos tecnológicos e infraestructuras de la Sanidad Pública. 

INCLIVA es un centro de investigación traslacional. Es decir, que unimos investigación básica -laboratorio- con investigación clínica – asistencia- para trasladar los resultados de nuestras investigaciones a los pacientes, y desde desde nuestro instituto gestionamos la investigación del Hospital Clínico Universitario y de la Universidad de Valencia

Por otra parte, en 2018 INCLIVA ingresó 3.597.969,39 € provenientes de Ensayos Clínicos. Estos elevados fondos no sólo refrendan la necesidad de los mismos para la sostenibilidad del instituto  sino que también ponen de manifiesto su contribución al sistema de salud nacional a nivel económico. En los Ensayos Clínicos se dispensan fármacos facilitados por las empresas farmacéuticas y este importe queda liberado de la sanidad pública. Las ventajas, por tanto, son dobles: por una parte, los pacientes seleccionados se benefician de tratamientos pioneros e innovadores; por otra, contribuimos a disminuir el gasto farmacéutico público. 

Se estima que desde su puesta en marcha en 2004 la Unidad de Ensayos Clínicos Fase I del Hospital Clínico e INCLIVA ha permitido ahorrar a la sanidad pública más de 20 millones de euros.